UAV SDLE

 

Los Vehículos Aéreos no Tripulados o UAV (Unmanned Aircraft Vehicles) forman parte desde hace muchos años de los inventarios militares, principalmente como plataformas de observación operando desde aeródromos militares y con destino en zonas de conflicto. Muchas de las plataformas aéreas utilizadas, tienen unas características de vuelo y perfiles de misión que las asemejan en gran manera a las aeronaves tripuladas convencionales, con las ventajas que proporcionan las aeronaves no tripuladas.

Los UAVs son sistemas de vuelo autónomos formados esencialmente por uno o varios vehículos aéreos y una estación de control en tierra. Cada día se descubren nuevas aplicaciones para los UAV. La tecnología avanza tan deprisa en este campo que constantemente aparecen nuevas aplicaciones prácticas.

En SDLE queremos ofrecer soluciones con las aplicaciones de las Aeronaves No Tripuladas. Desde desarrollar una red de UAVs encaminada al patrullaje y la vigilancia de las fronteras, hasta la observación y el análisis de campo en las grandes infraestructuras tales como el tendido eléctrico o centrales nucleares. Toda la información es enviada a puestos de vigilancia y estaciones de control de tierra de los equipos desde donde se están recibiendo en tiempo real las imágenes del objetivo fijado por el operador, dependiendo siempre del equipo con el que se ha equipado a la aeronave. Por otro lado, la posición y características del vehículo se ven representadas en un mapa digital, desde donde podemos enviar comandos para programar nuevas órdenes. 


POSIBLES APLICACIONES

En usos civiles y con la posibilidad de ser equipados con cámaras térmicas, son capaces de vigilar áreas forestales en busca de focos de calor potencialmente peligrosos. Al no poner en riesgo vidas humanas, el UAV puede acercarse e introducirse en zonas de fuego, vigilancia de cableado de alta tensión, zonas con emisiones peligrosas, hélices de equipos de energía hidráulica, etc. De esta forma puede obtener imágenes de primera línea en zonas donde sería inaccesible para una aeronave tripulada.



En usos militares para reconocimiento y observación; bien sea organizando una misión de patrulla mediante unos puntos de control; o corrigiendo en cualquier momento la ruta en líneas de frontera terrestre o marítima; o simplemente como punto de control fijo a una altitud que programemos para controlar grandes extensiones. Todo con la posibilidad de intercambiar en cualquier momento el vuelo automático con el manual.